Con el Espíritu de Papá Noel

Hace seis años, justo antes de Navidades, un colega me dijo que su hija de 8 años se sentía muy mal porque su profesora desveló a toda la clase de niños de 8 años que no existía Papá Noel. La profesora dijo que, por supuesto, sí existían los Reyes Magos según se describía en la biblia pero que no había referencia a Papá Noel, por lo que no existía. Dijo que ahora ellos tenían 8 años y debían conocer la verdad.

Aunque esto era técnicamente correcto para un profesor de un colegio católico en relación a la biblia, yo discrepaba en cuanto a la “verdad”, y mucho más en cuanto a la intervención. A pesar de no poder ayudar a toda la clase, estaba seguro de ¡poder ayudar a un individuo!

Le pedí a mi colega que me trajera a su hija al trabajo para hablar “informalmente” con ella. La niña me había visto antes en el trabajo y era fácil conectar con ella cómodamente. Después de un “hola” breve mi intervención fue a grandes rasgos como sigue:

He oído que tu profesora ha dicho a tu clase que no hay ningún Papá Noel en la biblia. Tu profesora está en lo correcto. No hay Papá Noel en la biblia, y tiene razón cuando dice que no hay una única persona que sea Papá Noel. Pero hay un Papá Noel. Él existe, no en la biblia sino justo aquí en el mundo.

Has visto durante mucho tiempo, una vez al año, a personas que realmente han querido ser especialmente amables y generosos, queriendo cuidar a otras personas y todo eso al mismo tiempo. Has visto que cuando todo el mundo hace todo eso al mismo tiempo ocurre algo extra y especial.

Hay muchas personas implicadas en pensar en todo eso individualmente, demasiadas para poder contarlas. Son tantas que simplificamos toda esa amabilidad y todo ese dar con el nombre de Papá Noel. Porque cuando todo el mundo se une se siente como que hay una sola persona que está hacienda que todo eso ocurra, alguien especial que lo hace todo especial.

Eso significa que todos nosotros somos Papá Noel cuando nos unimos y que también disfrutamos siendo Papá Noel cuando nos unimos.

Ahora esto es demasiado complicado para que lo entiendan los niños pequeños, y por eso se lo ponemos fácil para que lo puedan comprender cuando les decimos que es una sola persona y no toda la familia, amigos, vecinos, y millones de personas que nunca han visto.

Tú tienes 8 años ahora y ya no eres una niña pequeña. Estás haciéndote mayor y probablemente estés preparada para tomar parte junto con el resto de nosotros en ser parte de Papá Noel. Y lo bueno de esto es que puedes disfrutar de esperar con ilusión a que Papá Noel te traiga cosas especiales, cosas que tus padres, abuelos, familia y amigos han escogido especialmente para ti. Y ahora estarás más involucrada en pensar sobre qué les gustaría a ellos también. Como ves, podemos obtener cosas como juguetes, ropa, libros, en cualquier época del año. Eso no es diferente, no es especial. En este momento del año, es el sentimiento especial, el querer complacer a los otros, el querer hacerlo especial lo que lo convierte en una momento muy especial.

Ahora, no todo el mundo forma parte de ello. Algunas personas sólo piensan en qué regalos van a recibir, y, ya sabes, se lo pierden, pierden el ser parte de Papá Noel. Ellos sólo obtienen cosas como en cualquier otra época del año, probablemente más cosas, pero no es tan especial como apreciar que ellos son parte de Papá Noel junto con todos nosotros. Ellos no dan ese pensar en otros, ese cuidar a los otros tan especial, y por tanto, se pierden el convertirse en parte de Papá Noel, parte de lo que es realmente especial.

Así, cuando pienses en Papá Noel ahora puedes pensar en todo el amor y cuidado de tus padres, abuelos, amigos. Y también que ellos y todos nosotros somos más que eso. Somos Papá Noel y eso es algo muy especial en el mundo.

¿Estás preparada para ser parte de Papá Noel y unirte con nosotros para hacer cosas especiales? ¿Sí? ¡Genial! Ahora tienes que ser especialmente cuidadosa con lo que digas a los niños más pequeños que no pueden comprender lo que Papá Noel realmente es. Ellos necesitan imaginárselo como una única persona y disfrutar realmente pensándolo así. Y esto es realmente precioso, el poder disfrutar cuán feliz esto les hace y cuánto tú puedes disfrutar ayudándoles a disfrutar más.

Ahora, ¿a quién puedes tú ayudar especialmente a que disfrute de Papá Noel?

[Respuesta]

Genial. Eso es realmente bonito”.

El padre narró más tarde un cambio total en la niña desde sentirse triste y traumatizada a sentirse excitada compartiendo ideas sobre qué les complacería a primos y amigos. Después, ella fue el ayudante de Santa cuando estaban repartiendo los regalos a su prima más pequeña (con el disfraz y la cara pintada para que nadie la reconociese, ¡por supuesto!). Y realmente disfrutó la experiencia.

El disfrute en cuidar y dar a los otros supone una gran contribución a nuestro mundo y equilibra la demasiado común avaricia egoísta y la explotación de los otros. Para mí fue un regalo la oportunidad de ayudar a la pequeña a hacer una transición feliz en su comprensión, de hacer una contribución positiva a su familia y de ayudarla a disfrutar más de la vida.

La pequeña se benefició de mi modelado de los sistemas transcendentes. Todo lo que le dije era cierto y fácilmente comprobable. Todos tomamos parte en muchos todos más grandes que experimentamos como actuando con una identidad individual. Por ejemplo, familias, equipos, bandas, comunidades y naciones. Algunas veces estos todos más grandes representan “menos que la suma de las partes” y a veces “más que la suma de las partes”.

Mucha gente ha sufrido o se la ha matado en el nombre de algunas entidades trascendentales: bandas, religiones, naciones. Incluso aunque algunas personas quieren eliminar a Papá Noel, nadie ha sufrido o se le ha matado en su nombre. De hecho, cada año él trae regalos y regocijo. Algunas veces los regalos nos encantan, otras veces puede que sean regalos que no nos gustan pero están presentes, son evidencia de algo mucho mayor.

Con esto en mente me parecía apropiado comenzar mi blog con este ejemplo como un pequeño regalo de modelado, uno que espero pueda ser usado para ayudar a otros jóvenes contribuidores al regocijo y al misterio de la vida para convertirse en contribuidores más mayores, más sabios, más felices. Y espero que a medida que vaya presentando algunos pensamientos en este blog, éstos sean, tanto si los disfrutas como si no, ejemplos de modelado que puedas conectar con mucho más.

Feliz Navidad. Disfrutad de lo que os traiga Papá Noel y disfrutad incluso más de lo que os dé el ser Papá Noel.