Si te has formado como coach (estés o no ejerciendo)  es muy probable que aspiras a más, a mantenerte en desarrollo como coach, mejorar y diferenciarte.

En nuestra experiencia (20 años formando coaches y haciendo coaching en activo a todos los niveles), hay diferentes maneras de enfocar este desarrollo:

    • Lo puedes enfocar desde el sentido de supervisarte, practicar y profundizar en lo que ya tienes.

    • Lo puedes enfocar desde el sentido de añadir más herramientas o técnicas a tu “mochila” o “caja de herramientas”.

    • O puedes hacer lo que para nosotros (y la mayoría de nuestros alumnos también) sería un planteamiento más profundo: aspirar no tanto a extender el contenido de la caja de herramientas (aunque siempre puede ser útil) sino a desarrollar habilidades y por tanto, profundizar radicalmente en lo que eres capaz de hacer con ellas.

Y lo que planteamos es esto: La formación en PNL Remodelada con Metodología DBM  que hacemos en SCT Systemic te brindará un conjunto muy amplio de habilidades de intervención en profundidad que , sencillamente, no encontrarás en otros cursos.

Más allá de las herramientas y técnicas – a las habilidades de fondo.

La mayor parte de la formación en PNL (y mucho de la formación en coaching también) consiste en conocer y poder aplicar diferentes instrumentos, técnicas y “herramientas”. Por supuesto que las herramientas y técnicas tienen su utilidad. Pero el hecho es que utilices las herramientas que utilices, o el procedimiento que sea, estarás siguiendo un tipo de guión. Para algunas personas esto es satisfactorio y encontrarán solaz en el hecho de estar haciendo lo mismo que hace la mayoría. Otros, en cambio, aspirarán a más. Aspiran a centrar el proceso de intervención o ayuda en el propio cliente (no en las herramientas), aspiran a guiarse por habilidades (no por procedimientos) aspiran a poder responder flexible y apropiadamente ante lo que surja (no “soluciones” pre-empaquetadas). Aspiran, en definitiva, a poder inventar el procedimiento apropiado en cada caso a partir de una comprensión detallada y precisa de los procesos que están ocurriendo. Aspiran a disponer de una metodología de trabajo que les permita responder a la persona entera en sus propios términos. Aspiran a poder intervenir ampliamente.

En nuestra experiencia, este nivel de flexibilidad, de poder responder adecuadamente ante lo que presente un cliente poder “desarrollar una aproximación específica para cada cliente”, marca una diferencia profunda y clara. De hecho, constituye una de las bases para ser “Master Practitioner” en coaching según la EMCC.

¿Y qué haría falta para poder desarrollar o “inventarse” una teoría o aproximación para cada cliente?

Hay un conjunto de habilidades que serían esenciales para poder emprender la dificilísima e importantísima tarea de marcar diferencia útil en la vida de otro ser humano. A este conjunto de habilidades lo podemos llamar modelar y forma una parte muy importante de la formación que hacemos en PNL Remodelada.

Formación en Habilidades de Intervención

Nuestra formación completa en habilidades de intervención consta de tres niveles:

 es, en conjunto, la formación más avanzada en esta materia en el mundo de habla hispana. Te llevará mucho más lejos en tus habilidades de intervención que cualquier otra formación disponible.

[xyz_lbx_custom_shortcode id=33]

Pero no lo creas tan sólo porque lo decimos: Infórmate, lee la información de los cursos.Habla con nosotros. Habla con otros que han realizado la formación. Lo que hacemos es muy diferente y puede que sea exactamente el paso siguiente en tu desarrollo como coach profesional.

Hay nuevos cursos de Certificación de Practitioner en PNL Remodelada que comienzan en breve en Madrid y en Bilbao