Escuetamente – ayudarte a hacer mejor cualquier cosa que hagas.

SCT Systemic Consultancy and Training difunde una metodología de modelado – DBM o Developmental Behavioural Modelling.

Esta metodología, fruto de más de 20 años de investigación científica constante sirve principalmente para ayudar a hacer mejor cualquier cosa que haga cualquier persona, organización o sistema.

Video clip: ¿Qué es modelar?

[bliptv AYKW9F4A]

En SCT usamos la metodología DBM en dos áreas grandes que son:

Aplicaciones:– Usamos la metodología DBM para diseñar y llevar a cabo servicios  de Consultoría a Medida para Empresas y Organizaciones y en Servicios de Atención Individual.

Enseñanza:– Usamos la metodología para diseñar e impartir formación y entrenamiento en cuatro áreas principales que son Calidad de Vida, Habilidades de Intervención Profesional (psicoterapia, coaching, counselling, consultoría etc.), Habilidades de Gestionar Sistemas y Procesos Humanos en las Empresas y Organizaciones y Docencia Universitaria.

Video clip: DBM Aplicado a las Habilidades de Intervención Profesional

[bliptv AYKW%2BAEA]

Video clip: DBM Aplicado a la Calidad de la Vida

[bliptv AYKW8XwA]

En toda nuestra formación partimos de un remodelado completo del área en cuestión lo que garantiza que podemos ofrecer la formación más avanzada disponible en cada de las áreas que tocamos.

En toda nuestra formación utilizamos la metodología exclusiva de aprendizaje experiencial con DBM. Esta metodología (“aprendizaje auténticamente experiencial con DBM” que no debe confundirse con otros usos del término “experiencial”) permite conseguir mucho más efecto por tiempo invertido en formación que ninguna otra que conozcamos.

El énfasis principal en toda nuestra formación es en las habilidades, término algo desvirtuado pero que tiene un significado muy específico en el uso que le damos. Esto contrasta marcadamente con, por ejemplo, creación de hábitos, formación en competencias, formación en procedimientos y técnicas.

Toda aplicación de DBM se rige, necesariamente por estos principios.

Realidad:– Todo lo que hacemos se basa en y persigue conectar con la realidad de la situación de nuestros clientes. Esto contrasta con las teorías, abstracciones, ideas bien intencionadas y nociones de “como deberían ser las coasa” que con demasiada frecuencia forman la base de las intervenciones.

Utilidad:- Es fundamental para nosotros que todo lo que hacemos sea de uso real y directo para nuestros clientes.

Valor:- Utilidad sin valor es insuficiente. Como saben muchas personas y organizaciones que intentan imponer sistemas y maneras que funcionan pero son imposiblemente incómodas o desagradables.

Desarrollo:- En un mundo que está cambiando constantemente, lo que solo vale hoy por hoy es insuficiente. Es fundamental incluir las fases ssiguientes. Por eso el principio de desarrollo de las personas, los sistemas, las habilidades.

Significatividad:- Lo que no es significativo por muy efectivo que sea, no tendrá le impacto de lo que si lo es. Es importante que todo lo que hacemos sea significativo para todos los clientes y otras personas involucradas.

Estética:- Muchas veces ignorado o desechado, este principio es también fundamental en la vida humana. Desde la elegancia de la sencillez o hasta la belleza de hacer las cosas éticamente, el principio estético rige en gran medida lo que se acaba aceptando – o no.

Completo: – Demasiadas iniciativas de cambio y desarrollo son plausibles y funcionales pero parciales. El principio de completitud tiene que ver con asegurarse de cubrir todos los aspectos de una intervención y de seguir y acompañarla toda el tiempo y distancia que sea necesario.