Lo que dicen las personas que aplican DBM® en la Empresa sobre la formación que han recibido y el impacto de esta metodología en su trabajo y en sus vidas.

Gracias a la DBM he descubierto una nueva forma de explorar la realidad que me permite entender mucho mejor de qué forma recojo y organizo la información, y sobre todo, de qué forma respondo a lo que me ocurre. Aún llevando ya muchos años recibiendo formación, y de contar con un buen número de metodologías y teorías que aplico a diario en mi trabajo de consultoría de innovación y desarrollo de personas, siento que la DBM ha añadido toda una nueva perspectiva que me permite reforzar lo que traía y darle aún mayor profundidad. Sin duda recomiendo este enfoque
Realizar el Postgrado de Especialista en Terapia y Consultoría Sistémica (Universidad de Alcalá) ha sido tremendamente útil, principalmente por ser un aprendizaje enfocado a comprender el desarrollo y cambio en las Organizaciones desde el entendimiento del propio desarrollo y cambio personal. Esta peculiaridad en la metodología ha hecho que, desde mi propia percepción y comprensión de lo que suponen los cambios a nivel personal, haya podido estudiar en profundidad conceptos y procesos presentes en cualquier organización en desarrollo (cómo se crean, qué estructura tienen y cómo funcionan).

Entiendo que es una formación indispensable para poder comprender infinidad de procesos que emergen en los contextos empresariales y, en mi caso, como abogada de una gran empresa, quizás la aportación más importante ha sido hacer consciente la interacción entre los distintos departamentos de la Compañía y la conexión entre mi propio desarrollo y el del resto de capital humano que la hacen posible tal como es. Todo lo que cada uno hace tiene un impacto en todo lo que ocurre, por lo que asumir esta premisa en el seno de cualquier organización, con todo el detalle que ello merece, por un lado te hace responsabilizarte de una manera muy concreta en todo lo que haces y, por otro lado, te coloca de manera muy diferente en cómo plantear y realizar tu trabajo, incluyendo mucho más al resto de personas y a los objetivos comunes que se persiguen. Para mí, emerge así una nueva manera de enfocar el desarrollo tanto personal como organizacional.

Ana Medina Arespacochaga, Innovación Correos
Me resulta difícil resumir el impacto de la formación en DBM, porque ha tocado muchas áreas de mi vida. Ahora cuento con herramientas reales para acceder a cambios, más allá de simples protocolos o procedimientos.
Por ejemplo, gracias a la formación tengo la capacidad de revisar mi experiencia, con la habilidad de poder aprender de ella, tomando parte activa y analizando de forma minuciosa y consciente mi participación en los cambios.
A nivel profesional, lo aprendido me permite desarrollar formaciones y cursos a medida, con gran facilidad para adaptar los modelos formales. Puedo explorar y asentar tanto mi experiencia en múltiples áreas, como los recursos y experiencia de mis alumnos de una forma coherente y fiable.
Se que puede sonar extraño, pero creo realmente que, tal como comentan, la formación con DBM es la más avanzada que conozco para el desarrollo de habilidades y conocimientos. Totalmente recomendable. 
José Antonio Luna, Training Manager, coach
DBM me ha permitido desarrollar mi profesión de formador de manera completa y útil. Me siento muy satisfecho con lo que hago.

Por lo que conozco en España, mucha de la formación que se hace tiene un alto porcentaje de “receta”: se dice al participante en un curso lo que tiene que hacer o se pone a los participantes a hacer role-playing cuando no a ver un video…Con DBM y mi esfuerzo en desarrollar y modelar lo que venía haciendo de forma tradicional como formador, ( DBM por sí solo no hace nada, y lo subrayo) he conseguido junto con un grupo de compañeros de DBM hacer programas serios, muy bien valorados por mis clientes.
Por ello una vez más, mi agradecimiento a Tim Ingarfield y a John Mc. Whirter.

Mauricio García Dorvier, Socio Consultor ADL

Lo que dicen las personas que aplican DBM® en el Coaching y Consultoria sobre la formación que han recibido y el impacto de esta metodología en su trabajo y en sus vidas.

Hace cerca de 3 años tuve la suerte de conocer a Tim Ingarfield en un curso de coaching. A partir de ahí comienza mi acercamiento a DBM y, actualmente, estoy realizando el Master de Terapia y Consultoría Sistémicas. Me siento muy afortunada de conocer a John McWhirter, padre del modelo. Desde el primer momento quedé impactada por el tipo de formación que imparten. Se centran fundamentalmente en la práctica; no llenan los cursos de definiciones de conceptos sino que te dan pautas para que llegues a descubrir las diferencias por tus medios y adquirir habilidades útiles para tu trabajo con personas. Ha sido todo un descubrimiento, que me ha generado muchas más ganas de explorar y de buscar áreas donde seguir desarrollándome.
Dos años antes había realizado un curso de PNL con otra organización. No me quedé satisfecha. Pero tampoco di por zanjado el asunto. Cuál era el asunto, no lo sabía bien. Sentía marejada de cambio en el modo en que me relacionaba con mis proyectos, con las personas y con poco conocimiento al respecto. Mi primer contacto me corroboró que no era una cuestión de objetivos. De formular buenos objetivos y de planificar su consecución. Por razones similares, también me di cuenta que no era cuestión de saber e identificar cómo otros, supuestos modelos, hacían o conseguían algo para copiarlo y aplicarlo a mi propia vida. Y entonces leí la página de SCT Systemic. Y hablaba de conseguir a partir de la propia experiencia. Aquello me gustó. Tenía la intuición de que si no conseguía saber en qué consistía mi experiencia y cómo la construía, para bien y para mal, la posibilidad de incorporar aprendizajes se reduciría bastante. Y decidí matricularme en un curso de Coach con Tim Ingarfield. Y ha continuado y continua. Y estoy cursando de nuevo el curso de Terapia y Consultoría Sistémica, una formación especialmente potente que permite consolidar, ampliar y generar nuevas habilidades de comprensión y cambio a partir de los aprendizajes realizados en Practitioner y Master en PNL con Remodelado. Aquello de partir de la propia experiencia empezaba a tomar cuerpo. Explorar y explorar en la propia experiencia y en la de los compañeros. Una triada potentísima: constatas como tu propia experiencia se modifica a medida que la exploras. Al principio te inquieta, luego te fascinan las similitudes y diferencias con tus distintas experiencias y las de tus compañeros. Y tomas conciencia o añades comprensión al significado del ser humano como ser social.
La metodología DBM me ha permitido ser más consciente de cómo estoy creando mi propia comprensión de la realidad. Esto me hace ser más consciente de qué comportamientos debo cambiar o que habilidades debo desarrollar, para mejorar en diversas áreas de mi vida.

En el plano profesional, encontrar DBM fue como encontrar una joya. Esta metodología me ha ayudado a construir mis propios modelos y técnicas. La metáfora de la joya es por que a veces, en las formaciones con DBM, la sensación es que tienes un diamante en bruto que tú mismo tienes que pulir. Con ésta metodología encuentras diversas formas de organizar la información (modelos), pero los contenidos los pones tú. Esto hace que el aprendizaje sea mucho más profundo y duradero que con la formación tradicional. El haber participado en formaciones con DBM, me ha permitido disfrutar mucho más con mi trabajo y esto es algo que repercute en la calidad de los servicios que presto. Además como formador, coach y persona que trabaja facilitando el cambio, esta metodología es sin duda una de las que más ha influido en mi trayectoria profesional ysupuso un giro notable en mi forma de entender cómo funciona el aprendizaje humano

Carlos Cominero Artajona, Formador y Coach
Me resulta difícil resumir el impacto de la formación en DBM, porque ha tocado muchas áreas de mi vida. Ahora cuento con herramientas reales para acceder a cambios, más allá de simples protocolos o procedimientos.
Por ejemplo, gracias a la formación tengo la capacidad de revisar mi experiencia, con la habilidad de poder aprender de ella, tomando parte activa y analizando de forma minuciosa y consciente mi participación en los cambios.
A nivel profesional, lo aprendido me permite desarrollar formaciones y cursos a medida, con gran facilidad para adaptar los modelos formales. Puedo explorar y asentar tanto mi experiencia en múltiples áreas, como los recursos y experiencia de mis alumnos de una forma coherente y fiable.
Se que puede sonar extraño, pero creo realmente que, tal como comentan, la formación con DBM es la más avanzada que conozco para el desarrollo de habilidades y conocimientos. Totalmente recomendable. 
José Antonio Luna, Training manager, coach

Lo que dicen las personas que aplican DBM® en la Intervención Psicológica sobre la formación que han recibido y el impacto de esta metodología en su trabajo y en sus vidas.

Otro de los aspectos sobre el que me gustaría hacer hincapié y que me parece además uno de los centrales y más interesante del proceso de aprendizaje que estoy llevando a cabo en la DBM es su compromiso con el hacer y con generar experiencias útiles en el proceso de aprendizaje de los participantes. La manera en que se propone y organiza la formación ha potenciado el desarrollo de mis habilidades para investigar y me ha permitido sentirme más cómodo en la incomodidad de no saber, además de convertir el proceso de investigar para poder saber en algo lúdico, lleno de curiosidad y todo un reto.
Gorka Vazquez, Psicólogo, Bilbao
En mi opinión, el ejercicio de la psicología exige estar en constante desarrollo y mejora continua, por esto, decidí continuar formándome y comencé con la PNL remodelada DBM en el año 2012. Fue, desde el principio, una formación eminentemente práctica, en la que empezando por tomar consciencia de los propios estados de uno mismo, se continúa en el desarrollo de habilidades tales como: ampliar y extender nuestra atención para atender a más información; el uso y comprensión del lenguaje; cómo saber ver y entender al detalle los detalles de la información que nos proporciona la persona con quien intervenimos; en entender los procesos de cambio del ser humano; aprendizaje de técnicas concretas de intervención; distintos modelos que permiten una comprensión más certera de uno mismo y de la persona con la que intervienes; construir y adquirir estructuras mentales que permiten un desarrollo y comprensión fluidas de uno mismo, los demás, del mundo y de cómo lo modelamos y operamos en él. Para mí, es importante destacar también, que desde el primer momento, se comienza con ejercicios prácticos con los demás compañeros y esto resulta de mucha ayuda, ya que los compañeros guían y acompañan en tu propio proceso. Además, resulta muy enriquecedor, sobre todo para descubrir y entender cómo están procesando y operando las demás personas, que creo, es algo fundamental para el ejercicio profesional de la Psicología.
Laura Gorostieta, Psicóloga, Pamplona
Como profesional, la dbm me ha ayudado a potenciarme mucho y me ha permitido ser mucho más eficaz en mis intervenciones. Destacando especialmente en aspectos como la recogida de información, donde la investigación de cada caso particular junto con las habilidades de modelado me han permitido trabajar teniendo en cuenta a cada persona como ser único, mirándola y acercándome a su modelo de ver el mundo. Notando especialmente como está funcionando la persona, los problemas y dificultades que puede estar presentando en la realidad. Así mismo, me ha proporcionado conocimientos que me permiten acceder de manera más efectiva a todo lo que está sucediendo para así posteriormente elegir de manera más eficaz la técnica necesaria a aplicar, una vez sabiendo como efectivamente funciona el problema. Esto, junto con las herramientas de cambio y al proporcionar una manera de trabajar muy ecológica y respetuosa con el cliente, me ha permitido realizar trabajos más efectivos, eficaces y duraderos, puesto que permite cambios en una mayor profundidad al trabajar desde la propia perspectiva de la persona. Todos estos conocimientos y distinciones me han aportado una capacidad mucho más crítica y unos conocimientos de base que me han ayudado especialmente en el estudio e integración de otros modelos y técnicas terapéuticas. A nivel personal las habilidades de modelado y terapia desarrollativa de la dbm me han permito evolucionar a nivel personal y gestionar de manera más efectiva y satisfactoria mi día a día.
Sergio Blanco, Psicólogo, Córdoba
Después de estudiar diferentes técnicas y teorías, con diferentes enfoques, mi trabajo con pacientes intentaba integrar todas estas teorías, pero el trabajo así era con la intermediación de ellas, a través de ellas, no directamente con el paciente. Todas las teorías me parecían acertadas en algunos puntos pero se dejaban otros, mi trabajo no era de manera directa con los pacientes, sino basándome en algunas de las maneras de entender el mundo que estas teorías me daban, es decir con una realidad sesgada. Los cursos de formación en PNL Remodelada que he hecho me ha supuesto un proceso de clarificación y mejora tanto en mi trabajo profesional como psicólogo como también para producir cambios en mi mismo, porque he adquirido más habilidades y mas certeras para descubrir como funcionan la conducta, las emociones, los pensamientos, los valores, las creencias…etc, también he comprendido con más profundidad los procesos de cambio y los diferentes tipos de cambio y esto ha redundado en mejorar mis habilidades para saber cómo hacer qué tipo de intervención con mis clientes, por qué hacerla y en qué momento hacerla. Ahora puedo entender los procesos del comportamiento que las terapias tradicionales no consiguen explicar en detalle, además estas habilidades aprendidas en los cursos son la base de mi terapia, son muy útiles con los pacientes produciendo resultados significativos y no se encuentran en ninguna otra orientación psicológica. A partir de mi formación en PNL Remodelada veo que soy más flexible y, a la vez, más preciso y sistemático en mi trabajo a la hora de entender como funcionan mis clientes y para llevar a cabo intervenciones específicas con cada uno e ellos de forma efectiva. En el curso aprendes la habilidad de modelar, una habilidad de cambio fundamental, que te permite descubrir cómo funcionan los diferentes procesos del comportamiento humano, llegar al entendimiento y comprensión de la experiencia del paciente de manera directa, y de producir cambios en esa misma experiencia del paciente, en su manera de pensar, sentir, actuar, etc., con lo que son cambios rápidos, profundos y con mucha utilidad en la vida de los pacientes.
Luis Anton Casasos, Ipsia Psicólogos Madrid
A mi juicio, se trata de una metodología que se puede adaptar de forma natural a diferentes ámbitos de la vida y que puede aplicarse transversalmente unida a nuestros conocimientos previos en otras materias, lo cual permite enriquecerlas. A diferencia de otras metodologías, no tiene una aplicación exclusiva a un determinado campo profesional. Pese a encontrarme aún inmersa en pleno proceso de aprendizaje, he podido trasladar mi experiencia en la formación a distintos campos vitales.
Maria Baroasain, Trabajadora Social, Pamplona
Hace unos años tuve la acertada decisión de formarme en PNL remodelada con Tim y fue un antes y un después en mi desarrollo profesional y personal. Con su habilidad y congruencia como formador he aprendido cómo funcionan los procesos cognitivos (percepción, atención, comunicación, recogida de información, liderazgo, recordar, imaginar, pensar, sentir, lazos, gestión, dirigir, motivación, etc) y he desarrollado mis habilidades para investigar con curiosidad, explorar en detalle, modelar al cliente, generar hipótesis, posibilitar el cambio efectivo, entre otras. Conocer a John me impactó, en el sentido de ver arte y ciencia en acción. Humilde y magistralmente con sus ejercicios y su hacer nos creaba las condiciones para aprender experiencialmente y diferencialmente. Después de haber concluido el Master en Terapia y Consultoría Sistémica, la metodología DBM me ha proporcionado habilidades conductuales para comprenderme más, comprender más a las personas, a las organizaciones, y me siento en condiciones de hacer una ayuda efectiva, con muchas ganas y un enorme placer en seguir aprendiendo y en ir más allá en mi desarrollo actual
Marta Arrimadas, Psicóloga, orientadora
Mi espíritu aventurero me ha traído a España a estudiar un doctorado, en este recorrido educativo me encontré con la metodología (DBM). Al querer hacer un o estudios de postgrado en desarrollo humano era porque yo tenía una motivación muy grande de saber eso cómo se conseguía desarrollar, mi experiencia con el doctorado me dejo sin la respuesta que ahora después de haber aprendido, comprendido e integrado la metodología DBM en mi vida personal y profesional, sé que quiero seguir añadiendo comprensión a lo que John nos aporta con sus conocimientos, no me considero una experta en la materia, ya me gustaría.

Para realizar la tesis doctoral hice el Practitioner y el Master en P.N.L. en su momento me fue útil para lo que requerían mis estudios, no obstante antes de terminar la tesis hice mi primer curso con John, que se titulaba, “Fundamentos del cambio” y desde ahí no he dejado de hacer formación con esta metodología. Actualmente en mi trabajo uso la metodología DBM, como ejemplos de ello, he realizado intervención educativa con preadolescentes y adolescentes y, la experiencia ha sido muy útil ya que he aprendido a identificar lo que es un proceso, y como intervenir en el para llegar a la dirección establecida. He sido formadora y mi gran descubrimiento es que puedo desarrollar el mismo curso con diferentes grupos y hacer el curso, taller a la medida del grupo. Con lo que se consigue que el 90% de la población que inicia el curso lo termine, con un producto que la propia persona ha construido dentro del taller, pudiendo hacer uso de ello y ser consciente que lo puede seguir desarrollando.

En consulta las posibilidades de hacer terapia de una forma eficaz, respetuosa y creativa me ha permitido atender a poblaciones tan diversas como Valencia, Vitoria, México y Madrid, considerando el todo de la persona y sabiendo que hay capas culturales de información que incluir en el trabajo junto con el cliente. Con esto quiero decir que con esta metodología, si desarrollas la comprensión de la misma, se puede abarcar y entender cualquier estructura y llegar a comprender su función, con lo cual he podido atender una variedad de personas con una diversidad de problemas sin que sea experta en depresión, baja auto-estima, etc, etc, si yo logro investigar junto con el cliente a qué llama problema, como define el problema, y qué incluye este, a partir de ahí podemos construir lo que el cliente quiere y encaja con sus direcciones vitales. También he participado en un grupo de investigación en la Universidad de Alcalá de Henares, en Transiciones Sociales, experiencia que me ha influido en mantener activado mi nivel supervisor ya que investigar y trabajar en terapia son dos procesos diferentes, usando habilidades comunes que dependiendo del momento de su uso se consigue mantenerse en la dirección establecida y comprobar las hipótesis de trabajo.

Actualmente estoy empezando ha escribir algunas cosas con respecto a la materia, ya que me parece importante sembrar algunas ideas que van dentro de lo que escribo, además de esperar que la curiosidad haga mella en los lectores y estos deseen conocer este enfoque metodológico.

Algo que con frecuencia observo en consulta es que las personas se desarrollan profesionalmente y en lo personal como si eso estuviera separado de la persona, es decir, pueden ser muy buenos profesionalmente hablando y mantener situaciones con muy poca calidad de vida, viven desarrollarse negativamente en el ámbito personal. Como si el mero hecho de tener éxito en su profesión eso fuera lo único que hay que atender y la esfera personal no hay nada que hacer, así es el mundo. Estoy convencida por experiencia propia que, practicando lo aprendido en DBM, no sólo aprendes a trabajar sino a atender al todo de tu vida, es decir, tenemos diferentes direcciones y cada una influye en las otras, con John he aprendido a atender a varias direcciones intentando mantener cierto equilibrio entre ellas, con lo cual no sólo creces en lo profesional también en lo personal y soy consciente de lo que tengo y de lo que me falta para llegar a donde yo quiero. Sé que para mi está siendo de gran valor seguir practicando y añadiendo aprendizajes con cada systemic que hago, cada vez John me sorprende de sus habilidades y capacidades, así como de su sensibilidad de cuidar de los procesos de cada uno de los integrantes del curso en cuestión, y como en su momento te hacer crecer juguetonamente. Como con su humor, muy atinado, hace que participemos en la construcción de nuestros aprendizajes y cómo hace para que añadamos comprensión, desde luego que es un lujo tenerle como modelador de nuestros desarrollos.

Magda Rios Avila, Doctora en psicología, psicóloga clínica