Lo que dicen nuestros graduados que aplican DBM ® en el Coaching y la Consultoría de la formación recibida y del impacto de esta metodología en su trabajo y en sus vidas.

Hace cerca de 3 años tuve la suerte de conocer a Tim Ingarfield en un curso de coaching. A partir de ahí comienza mi acercamiento a DBM y, actualmente, estoy realizando el Master de Terapia y Consultoría Sistémicas. Me siento muy afortunada de conocer a John McWhirter, padre del modelo. Desde el primer momento quedé impactada por el tipo de formación que imparten. Se centran fundamentalmente en la práctica; no llenan los cursos de definiciones de conceptos sino que te dan pautas para que llegues a descubrir las diferencias por tus medios y adquirir habilidades útiles para tu trabajo con personas. Ha sido todo un descubrimiento, que me ha generado muchas más ganas de explorar y de buscar áreas donde seguir desarrollándome.
Dos años antes había realizado un curso de PNL con otra organización. No me quedé satisfecha. Pero tampoco di por zanjado el asunto. Cuál era el asunto, no lo sabía bien. Sentía marejada de cambio en el modo en que me relacionaba con mis proyectos, con las personas y con poco conocimiento al respecto. Mi primer contacto me corroboró que no era una cuestión de objetivos. De formular buenos objetivos y de planificar su consecución. Por razones similares, también me di cuenta que no era cuestión de saber e identificar cómo otros, supuestos modelos, hacían o conseguían algo para copiarlo y aplicarlo a mi propia vida. Y entonces leí la página de SCT Systemic. Y hablaba de conseguir a partir de la propia experiencia. Aquello me gustó. Tenía la intuición de que si no conseguía saber en qué consistía mi experiencia y cómo la construía, para bien y para mal, la posibilidad de incorporar aprendizajes se reduciría bastante. Y decidí matricularme en un curso de Coach con Tim Ingarfield. Y ha continuado y continua. Y estoy cursando de nuevo el curso de Terapia y Consultoría Sistémica, una formación especialmente potente que permite consolidar, ampliar y generar nuevas habilidades de comprensión y cambio a partir de los aprendizajes realizados en Practitioner y Master en PNL con Remodelado. Aquello de partir de la propia experiencia empezaba a tomar cuerpo. Explorar y explorar en la propia experiencia y en la de los compañeros. Una triada potentísima: constatas como tu propia experiencia se modifica a medida que la exploras. Al principio te inquieta, luego te fascinan las similitudes y diferencias con tus distintas experiencias y las de tus compañeros. Y tomas conciencia o añades comprensión al significado del ser humano como ser social.
La metodología DBM me ha permitido ser más consciente de cómo estoy creando mi propia comprensión de la realidad. Esto me hace ser más consciente de qué comportamientos debo cambiar o que habilidades debo desarrollar, para mejorar en diversas áreas de mi vida.

En el plano profesional, encontrar DBM fue como encontrar una joya. Esta metodología me ha ayudado a construir mis propios modelos y técnicas. La metáfora de la joya es por que a veces, en las formaciones con DBM, la sensación es que tienes un diamante en bruto que tú mismo tienes que pulir. Con ésta metodología encuentras diversas formas de organizar la información (modelos), pero los contenidos los pones tú. Esto hace que el aprendizaje sea mucho más profundo y duradero que con la formación tradicional. El haber participado en formaciones con DBM, me ha permitido disfrutar mucho más con mi trabajo y esto es algo que repercute en la calidad de los servicios que presto. Además como formador, coach y persona que trabaja facilitando el cambio, esta metodología es sin duda una de las que más ha influido en mi trayectoria profesional ysupuso un giro notable en mi forma de entender cómo funciona el aprendizaje humano

Carlos Cominero Artajona, Formador y Coach
Me resulta difícil resumir el impacto de la formación en DBM, porque ha tocado muchas áreas de mi vida. Ahora cuento con herramientas reales para acceder a cambios, más allá de simples protocolos o procedimientos. 
Por ejemplo, gracias a la formación tengo la capacidad de revisar mi experiencia, con la habilidad de poder aprender de ella, tomando parte activa y analizando de forma minuciosa y consciente mi participación en los cambios. 
A nivel profesional, lo aprendido me permite desarrollar formaciones y cursos a medida, con gran facilidad para adaptar los modelos formales. Puedo explorar y asentar tanto mi experiencia en múltiples áreas, como los recursos y experiencia de mis alumnos de una forma coherente y fiable.
Se que puede sonar extraño, pero creo realmente que, tal como comentan, la formación con DBM es la más avanzada que conozco para el desarrollo de habilidades y conocimientos. Totalmente recomendable. 
José Antonio Luna, Training manager, coach