Las Personas son Complejas y Creativas –
todo un reto para las personas que trabajan con ellas

Marcar diferencia no es cuestión de teorías, procedimientos, técnicas o recetas
Aprende en profundidad, habilidades clave que marcan una diferencia real con una metodología puntera a la altura de la tarea.

Si facilitas el cambio o coordinas equipos, ayudas a resolver problemas o educas, lo sabrás; si lo que haces es impulsar la acción, promover la creatividad o liderar organizaciones también lo sabrás: las personas no son simples ni facilmente predecibles. Seguramente habrás pensado más de una vez que la tarea de trabajar con personas te supera. Incluso los más curtidos, experimentados y capaces se encuentran a veces superados.

Desde luego, ha habido  muchos intentos de hacer más sencilla la tarea. Se ha intentado con “perfiles” y categorías, con tipos y clasificaciones, con procedimientos y técnicas y últimamente y cada véz más con algoritmos. Estas herramientas prometen sencillez pero al final lo que dan resulta demasiado abstracto o general no encaja con la situación o persona esepecífica. A menudo parecen soluciones tipo “bala mágica” y “habas milagrosas”. Y muchas personas y organizaciones intentan realizar acciones basadas en ellas con resultados  a menudo decepcionantes.

Y entonces puede surgir un sentido de frustración o, en muchas casos, una paulatina apatía y la aparición de etiquetas que aparentemente explican el fallo: hay personas “tóxicas”, gente “intrasigente”, jefes “autoritarios”, clientes “que no están preparados” y una larga lista de maneras de describir lo que, al fin de cuentas, son relaciones fallidas y falta de comprensión. O,  quizá más bien, falta de habilidad.

Muchas personas se resignan. Pero no hay necesidad de que sea así. Parte del problema es que se intenta cubrir con “herramientas” lo que son  huecos en las habilidades necesarias para tratar con personas como lo que son – personas individuales. 

Por haber, por supuesto que hay formación, y mucha. La ofrecen las universidades, escuelas de negocios, MOOCs, cursos y talleres on-line, off-line y blended: pero lo que suelen ofrecer no es formación realmente en cómo trabajar con personas. Suele ser formación, más bien en cómo categorizarlas, en como tratarlas como “casos”, como “sujetos”, como “perfiles”, como “recursos”, como “categorías”, como “colectivos”, como “operadores”, como “prospectos”, como “clientes”, como “problemas” y como “enfermos”.

Pero, curiosamente, no como personas y menos todavía como persona únicas. Casi todos los intentos de abordar el tema de trabajar con personas se desbordan ante la particularidad, lo individual. Y esto es, sencillamente, un enorme hueco que existe en la formación  a pesar de todos lo cursos y másteres en habilidades directivas, inteligencia emocional, liderazgo o coaching que hay.

Hay una cuestión básica que subyace esto: las personas son más que cualquier descripción o categorzación que podamos hacer de ellas. Esto es el caso si se trata de una descripción médica, biológica, psicológica, neurocientífica, sociológica, filosófica, política, económica o religiosa. Cualquier persona individual es más que eso, más que ninguna descripción que pueda hacerse de ella. Cualquier persona, realmente, es única.  Además, no es única de una manera general, abstracta o romántica. Es única de formas muy concretas específicas e importantes. Y si pretendes conseguir la óptima aportación de las personas esto es algo que no puedes permitirte el lujo de ignorar.

Y el problema es que nadie te enseña a tratar con eso. Te enseñan a hacer todo tipo de cosa con las personas – menos entenderlas en su particularidad y trabajar directamente con ellas.

Mejor dicho, nadie lo enseñaba. Ahora el DBM ® ofrece una metodología científica para poder tratar con las personas como lo que son – únicas y de forma eficaz, de forma que funciona. En eso el DBM es único. Ofrece un conjunto de modelos (ahora más de 1.000) distinciones y hablidades para poder ayudar a que las cosas funcionanen mejor a partir de entender como de hecho fucionan (más allá de las teorías). Y es que si quieres ayudar  a que las cosas funcionan mejor es bastante buena idea empezar comprendiendo cómo funcionan de entrada.

¿No es mucho pedir? – quizá si, pero es posible. Hay una manera. Es muy diferente y muy eficaz.

Leer más ...