(24 Patrones Comunes en la Gestión y la Mala Gestión de los Problemas)

Una Aplicación de DBM®

De la Serie de Primicias Mundiales DBM Arte y Ciencia 

 

La vida está llena de dificultades y problemas.

La manera en la que identificamos y respondemos ante ellos nos puede fortalecer y enriquecer o cargarnos con dolor y sufrimiento innecesarios. Puesto que no nacemos sabiendo nada de los problemas hemos de aprender cómo identificarlos y a saber cómo mejor responder a ellos. Este reto se hace aún más grande por haber muchos diferentes tipos de problemas y lo que puede ser una respuesta satisfactoria a un tipo podría, en caso de aplicarse a otro empeorar las cosas.

Todo aquello que llamamos dificultades, limitaciones y problemas son diferentes tipos de problemas vitales que requieren diferentes tipos de intervención. No hay panacea, una respuesta que valga para todo.

Paul Watzlawick ha descrito un tipo de situación en el que “la solución es el problema”. Son casos en los que una solución no apropiada o mal ejecutada puede crear nuevos problemas. Este peligro de que las intervenciones bien intencionadas pero mal hechas crean problemas nuevos o agravan los que existe, no es la única manera en que mal-gestionamos los problemas. Hay muchas más. Otra situación muy común, que podríamos describir como “el problema es el problema”, es donde el problema se formula mal de entrada haciendo que cualquier intento de solucionarlo basado en esa formulación será una pérdida de tiempo y esfuerzo o, una vez más, empeorar las cosas en potencia. Otra situación común es donde hay un problema pero no se reconoce o se ignora. En este caso podríamos decir que “nada es el problema.”

Estos ejemplos demuestran lo complejo y difícil que puede ser gestionar los problemas de forma satisfactoria. Son ejemplos de 24 patrones diferentes que utilizamos para mal-gestionar los problemas que John McWhirter ha identificado a lo largo de 30 años de trabajo ayudando a las personas a gestionar mejor los problemas. Son los mismos 24 patrones que utilizamos cuando gestionamos los problemas de forma satisfactoria.

Si comprendemos como funcionan estos diferentes patrones y los utilizamos adecuadamente podemos evitar las posibilidades negativas, crear respuestas efectivas, gestionar mejor los problemas y mejorar la calidad de nuestras vidas. Para ser más efectivos necesitamos:

1. Reconocer que hay un problema.
2. Identificar de forma certera el tipo de problema del que se trata.
3. Saber cómo responder de forma efectiva a cada tipo de problema.
4. Aplicar la respuesta apropiada de forma efectiva.

John McWhirter, Creador de Developmental Behavioural Modelling (DBM).

John McWhirter lleva más de 30 años modelando cómo gestionamos los problemas y esto ha sido integrado en su modelado creativo con su trabajo como terapeuta, profesor y consultor junto con la investigación extensiva y estudio que ha llevado a cabo en diferentes áreas incluyendo la teoría se sistemas, la teoría de comunicación, la teoría de información al crear el campo de modelado DBM (Developmental Behavioural Modelling ® ).

Los 24 patrones han sido identificados mediante el uso de DBM ®.

En este taller John introducirá 24 tipos de respuesta comunes ante las situaciones problemáticas. Todas ellas son útiles a veces y todas pueden empeorar la situación si se aplican inapropiadamente. Los participantes aprenderán cómo identificar cada uno de los 24 patrones, lo que es apropiado y no apropiado para diferentes problemas, cómo aplicar de forma efectiva cada uno de los patrones y cómo ayudar a las persona a cambiar de un patrón no apropiado al apropiado.

En el curso del taller se introducirán una variedad de distinciones, modelos y habilidades de DBM ® adicionales para apoyar y extender la capacidad de los participantes para trabajar con los 24 patrones.

Developmental  Behavioural Modelling  (DBM) o Modelado DBM ®

Todos construimos nuestra comprensión del mundo que nos rodea basándonos en nuestra experiencia. Seguimos creando y cambiando esta comprensión a lo largo de la vida. A esta comprensión que cada uno crea la llamamos nuestro “modelo” del mundo. Con modelo queremos decir una “representación del mundo organizada y dinámica”. No respondemos al mundo como es. Respondemos a cómo le hemos dado sentido, cómo nos es “significativo”. Después respondemos a las cosas nuevas basándonos en lo que ya “sabemos”. Los instintos imbrican las respuestas para otros animales pero los seres humanos necesitamos aprender cómo responder en nuestras culturas, organizaciones, países y familias. Este aprender, la construcción de un modelo, es un proceso de Modelar.  Toda nuestra cognición y todas nuestras emociones se basan en nuestra comprensión de la realidad, en nuestros modelos del mundo.

Construimos y usamos modelos; nuestros clientes construyen y usan modelos. Como profesionales es más probable que construyamos modelos formales (incluyendo teorías) para extender nuestro modelado formal y naturalístico. Tanto la comprensión informal como las comprensiones normales de la ciencia son modelos (y teorías) construidos mediante el proceso de modelar. Sea cual sea la epistemología que subyace una teoría tanto esa epistemología como la propia teoría se tuvieron que construir de entrada.

Developmental Behavioural Modelling DBM ® es el estudio formal del abanico completo de modelar. Esto incluye la estructura y la función de los modelos, como formal e informalmente se construyen y aplican los modelos. DBM® brinda un conjunto de distinciones prácticas y verificables para identificar CÓMO nos comunicamos y CÓMO aprender y mejorar nuestra comunicación.

 

© John McWhirter 2013

2016-12-26T11:54:22+00:00